La feria de Juárez no es negocio… dicen

Raúl Ruiz.- Todos sabíamos que al final de cuentas, el alcalde ratón diría que la feria de Ciudad Juárez no habría tenido ganancias. Pero nadie le creería. Ni siquiera los compañeros de los medios que han sido comprados para desvirtuar la realidad de las cosas.

De entrada, arranca el evento con un financiamiento de siete millones de pesos, donados por el municipio para pagar a los artistas del teatro del pueblo, que posteriormente se transformó en un espacio VIP donde se cobraba por la exclusividad por evento, hasta tres o cuatro mil pesos por persona.

Lo recaudado por este concepto lo pondremos como ‘propinas’. Ya verá usted porqué. Y los 7 millones del arranque no los vamos a tomar en cuenta porque sirvieron para cubrir los gastos.

Comencemos con la venta del enorme lote de stands para que los comerciantes pudieran poner su puestecito o puestesote entre los corredores de la feria. Muchos precios.

Empezaremos por los chiquitos. Los de comidas pequeñas, tipo botanas y los que venden artículos, ropa, etc. Les cobraron 30,000 por su espacio; redondeemos en 200. Aquí cayeron 6 millones para abrir boca.

Luego apunte usted 80 comerciantes de 45 mil, porque sus stands fueron un poco más grandes. Aquí escurrieron otros 3 millones 600 mil pesos. Llevamos 9,600,000.

Las ‘exclusividades’

Hay cuatro o cinco comerciantes que pagan 150 mil por ser los únicos que vendan ese producto en la feria. Elotes, clamatos, algodón de azúcar, etc. Por ejemplo, ‘el Yuri’ de los algodones. Puso 15 carritos distribuidos estratégicamente. 750 mil por este concepto de exclusividades. Llevamos 10,350,000.

Hay dos más gordos que pagaron 400 mil por la exclusividad. Son los despelucadores de los juegos de azar, tipo casino. 800 mil más. Llevamos 11,150,000.

Luego ocho restauranteros ‘grandes’ de 100 mil cada uno. Llevamos 11,950,000.

Y finalmente, los juegueros, quienes tienen que juntar una polla de 6 millones entre todos. Cerramos este ‘corte’ con 17,950,000.

Y finalmente, lo gordo, gordo: La ganancia por concepto de entradas. Según datos del propio alcalde a la feria acudieron 430 mil juarenses, quienes pagaron 50 pesos por persona. Lo que nos arroja la cantidad de 21 millones de pesos.

Así que la registradora marcó, cuando menos, 38 millones 950 mil pesos.

¡La verdad… No es negocio!