Enfoque abierto e inclusivo de China en la exploración espacial

Wang Zichen.- En un tangible paso hacia la apertura y la cooperación internacional, China y la ONU anunciaron conjuntamente el miércoles nueve experimentos científicos internacionales que se llevarán a cabo en la Estación Espacial China (CSS, por sus siglas en inglés).

Los nueve experimentos incluyen a 23 entidades de 17 países, seleccionados entre las 42 propuestas de 27 países, con seis plenamente y tres condicionalmente.

Ofreciendo a científicos del mundo una oportunidad para realizar sus propios experimentos a bordo de la CSS, el programa chino tiene por objetivo abrir las actividades de exploración espacial a todas las naciones y crear un nuevo paradigma en el desarrollo de las capacidades en la ciencia y la tecnología espaciales.

Desde el lanzamiento de su primer satélite en 1970, China ha logrado una tras otra hazaña en la exploración del espacio. Su programa espacial de vanguardia, incluido el establecido Programa Espacial Tripulado, es uno de los más holísticos y tecnológicamente avanzados en el mundo.

Pero el país no procura restringir las oportunidades científicas en las aventuras espaciales a sí mismo; al revés, ha sostenido siempre que la exploración y el uso del espacio exterior debe hacerse en beneficio de todos los países, no importa su nivel de desarrollo económico o científico, y debe ser el campo de toda la humanidad como proclama el Tratado de Espacio Exterior de 1967.

China está haciendo lo que predica. En 2016, la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos de Espacio Exterior y la Agencia Espacial de Tripulación de China firmaron un memorandum de entendimiento sobre el desarrollo conjunto de las capacidades espaciales de los Estados miembros de la ONU con oportunidades de abordar la CSS, que tiene previsto entrar en operación para el año 2022.

El año pasado, la ONU y China enviaron invitaciones para llevar a cabo experimentos a bordo de la CSS, y el anuncio del miércoles es un hito en el proceso hacia la apertura y la cooperación en el espacio. Además, habrá una segunda invitación a experimentos internacionales cuando sea el tiempo apropiado, afirmó un funcionario chino.

El enfoque de China es también una reflexión de la actitud del país hacia los asuntos internacionales. La cooperación y el multilateralismo, en lugar del aislamiento y el unilateralismo, es lo que China aboga y practica. Como una viva manifestación del multilateralismo, la cooperación de la CSS es abierta e inclusiva, y de ninguna manera intenta formar un círculo exclusivo.

Ante el contexto del creciente unilateralismo y proteccionismo a nivel mundial, la apertura china de la CSS a científicos tanto de los países en desarrollo como de las naciones desarrolladas, es un ejemplo contundente.

También evidencia que el desarrollo de China es una creciente corriente que levanta todos los barcos. Mientras China prospera, aprecia la interdependencia y la interactividad con socios globales, y siempre está dispuesta a compartir oportunidades y lograr desarrollo común con los demás.

En particular, el país pone énfasis en garantizar la participación de los países en desarrollo. Como dijo un embajador chino, China tiene en cuenta las necesidades especiales de los países en desarrollo y los alienta a presentar solicitudes conjuntas de proyectos con los países desarrollados. El propósito, afirmó, es ayudar a los países en desarrollo a reducir la brecha tecnológica y obtener acceso a la exploración espacial.

Por último, la conducta de la carrera humana para explorar conjuntamente el espacio es tal vez una perfecta ilustración de la visión china para una comunidad con un futuro compartido para la humanidad, que busca establecer un mundo abierto, inclusivo, limpio y hermoso que goza de paz duradera, seguridad universal y prosperidad común.