Trump

Candelario González Villa.- Dio marcha atrás Donald Trump a la imposición arancelaria a las importaciones mexicanas. El acuerdo se logró bajo las medidas en materia de migración, es decir, el endurecimiento en el control del ingreso a nuestro país, el que estará sujeto a lo que establece la Constitución y su observancia y cumplimiento.

Fue un error gravísimo del gobierno permitir el irracional ingreso, ocasionando problemas de toda índole en las entidades fronterizas, lo que irremediablemente se salió de control, a tal grado que se dieron agresiones de migrantes en contra de autoridades gubernamentales, así como contra el Ejército Mexicano en la frontera sur (Chiapas).

Según dicen los migrantes que vienen con intención de pedir asilo en los Estados Unidos, Honduras y El Salvador viven bajo el yugo de la delincuencia, del pandillerismo incontrolable, pero además, dicen que sus gobiernos están sometidos por la corrupción y el saqueo del empresariado rapaz, con transnacionales dueñas de la economía que al final son las que deciden e imponen gobiernos títeres.

El caso de Cuba es diferente, un alto porcentaje de migrantes de la isla caribeña llegaron en una situación holgada, viajaron por vía aérea y con recursos económicos. En Juárez tuve la oportunidad de platicar con algunos de ellos, profesionistas, ingenieros, médicos, enfermeras y maestros.

Aunque los cubanos para nada hablaron mal de su gobierno, aseguran que salen de su país a buscar trabajo y buenos salarios, pues según comentan, el gobierno no ha permitido el ingreso de inversión extranjera y en la industria nacional les pagan una miseria. A todas las personas que tuve oportunidad de conocer, les aprobaron la visa y ya radican en los Estados Unidos.

Nuestro país pagó los platos rotos. Es inaudita la presión que se vive por parte del gobierno de Donald Trump, un personaje de locura y de soberbia inaudita en contra de México. Dentro de su disparatado conocimiento, el señor debe reconocer que la problemática de los países expulsores de migrantes es precisamente su política económica que ha impuesto de manera antidemocrática, brindando apoyo a gobiernos corruptos.

Son decenas de naciones de Latinoamérica que padecen el intervencionismo de los Estados Unidos. Trump sabe lo que han hecho sus capitales instalados en el mundo y el largo camino de pobreza y desigualdad que van dejando.

Es el mundo del mercado y a Trump le importa un soberano bledo la humanidad, su neonazismo desbordado y su xenofobia enfermiza son un peligro para la humanidad.

¿Qué apoyo le han brindado o pueden brindarle a México países como Cuba, El Salvador u Honduras? ¿Qué están haciendo las embajadas de Estados Unidos en aquellos países?