La sombra de la revocación

Raúl Ruiz.- Hoy martes 14 de mayo el IEE dará a conocer su fallo sobre la solicitud presentada por un grupo de ciudadanos que pretenden aplicar por primera vez en la historia de México, la REVOCACIÓN DE MANDATO, contra el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

No es cosa fácil de resolver, porque no nada más es ir a decir: “Oiga, es que ya no nos gustó cómo le está haciendo el gobernador y por eso ya que se vaya”. Si no “hay materia” (así decimos los abogados) no se concederá resolución favorable.

Pero si el Instituto Estatal Electoral considera que la solicitud presentada trae con queso las enchiladas, emitirá dictamen a favor, y entonces comenzará el histórico proceso.

Si todo resulta como parece que será, a partir de hoy comenzarán a correr 90 días naturales para juntar al menos el 5 por ciento de la ciudadanía registrada en la lista nominal del estado, que de acuerdo con la votación emitida durante 2018, serían casi 135 mil firmas, con ello se convocará a una jornada de participación ciudadana.

Si no resuelven hoy, no pasa nada, el proyecto de resolución deberá ser aprobado por el órgano estatal electoral a más tardar el 20 de mayo y la jornada de participación ciudadana –que según los tiempos legales pudiera extenderse a finales de 2019–, requeriría juntar 969 mil 729 firmas, lo que representa un 35 por ciento del padrón electoral, el cual asciende a 2 millones 770 mil 656 personas.

Estar ya en este proceso habla mal del gobernante sujeto al escrutinio fatal de la población, y no por ello deberá cantar victoria la ciudadanía que exige su salida.

¿Quién garantiza que el proceso será limpio? ¿El IEE? No lo creo. ¿La FEPADE estaría muy atenta a que sea una jornada impecable? Naaaa.

¿Usted cree que el gobernador va a estar sentado en su sillón comiéndose las uñas a la espera del resultado de la jornada de revocación de mandato?

¿No piensa usted que desde el momento en que se abre el proceso de recolección de las 135 mil firmas ya estaría el gobernador buscando el modo de acarrear sus votos contra la revocación del mandato?

Sea como sea será muy interesante el desarrollo de este singular ESCENARIO.

Voy por mis palomitas.